Los conversores de fibra monomodo sirven para enlaces de red de hasta 20 km, utilizando dos fibras: una para transmisión y otra para recepción de datos.